sábado, 22 de enero de 2011

Hay que cavar...

Me dieron una pala, un terreno y un abrigo, 
para resguardarme del frío. 
Me dieron una lámpara, para ver en la oscuridad, 
incluso me dieron comida caliente, para poder trabajar. 
 
Solo tenia que cavar. 
Cavar, cavar y cavar. 
 
Cave hondo, sin descanso, 
con sudor y esperanzas 
de ser d ayuda a aquellos que me lo mandaron. 
Cave sin cesar... Y terminé el foso. 
 
¿Puedo meterme ya dentro? 
 
Xq no me miento, 
supe desde el principio q estaba cavando mi tumba...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada