viernes, 1 de octubre de 2010

error1

Si mi amor fuera como el rocío en los amaneceres helados,
lo recogería todo, y con el, haría un manantial inmensamente grande...
para que pudieras saciar tu sed siempre que lo necesitaras...
y no necesitaras nada más...

¿pero de qué sirve un manantial de agua cristalina...
... cuando lo que se tiene es hambre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada